Compraventa de inmuebles

En la situación económica actual muchas personas no residentes en Alemania buscan asegurar su capital invirtiendo en "ladrillos" en un país que les genera confianza, como lo es la primera potencia económica europea.
Dicha inversión debe, sin embargo, ser analizada cuidadosamente desde el punto de vista legal. La modalidad de compra y los requisitos para adquirir inmuebles en el territorio alemán difieren de los de muchos otros países.
Sumado a ello tenemos la problemática del idioma.
En Alemania es imprescindible, para convertirse en propietario de un inmueble, realizar la compra por medio de escritura pública ante un notario. Asimismo se requiere incribir esta escritura ante el Registro de la Propiedad correspondiente a la localidad donde se sitúa el inmueble.
El notario en Alemania tiene amplias funciones de asesoramiento y control. Se acostumbra ingresar el importe del precio de compra en una cuenta fiduciaria a la cual solamente el notario tiene acceso, garantizando de esta manera que el dinero abonado por el comprador recién sea transferido al vendedor una vez asegurada la transmisión de la propiedad.
En Alemania no existe control de compra por parte de extranjeros, el mercado es libre. Sin embargo, la compra de una propiedad inmueble no implica la concesión de un permiso de residencia.
En caso de adquirirse una propiedad que se encuentre en régimen de alquiler, deberá tenerse en cuenta que el contrato de alquiler no se extingue por la mera venta del inmueble, sino que el comprador tambien "adquiere" a los inquilinos. En Alemania, las posibilidades del propietario de rescindir el contrato de alquiler son extremadamente limitadas, siendo la principal causa admitida para ello, que el comprador desee habitar el inmueble en forma personal.
Es altamente recomendable hacer verificar el contrato propuesto por nuestro despacho. De esta manera podrá contar con la seguridad de que no le están engañando. 
El despacho Grueneberg ofrece asesoramiento y representación del comprador: se analizan las propiedades que le interesan y negocian las condiciones, controlan los contratos, puedo representarle en la firma de la escritura -la cual será redactada en ambos idiomas, (con lo cual puede ahorrar el coste de traslado a Alemania), tramitar una cuenta bancaria en un banco de primera línea, recibir la documentación relativa a la compra, efectuar las declaraciones de renta correspondientes, etc.