Nacionalidad Alemana

Los personas residentes en el Extranjero en líneas generales no pueden nacionalizarse como alemanas. Para ello es necesario que Alemania tenga un interés público especial en permitir la nacionalización de dicha persona y presupone que la misma tenga estrechos vínculos con Alemania y conocimientos sobresalientes del idioma.

El resto de las personas no residentes en Alemania tiene como única opción solicitar por medio de un procedimiento generalmente muy largo, que una autoridad Alemana (el "Bundesverwaltungsamt" en Colonia) determine y constate que esta persona es ciudadana alemana.
 
En caso de resultar positivo el trámite, esta autoridad emite un certificado vinculante que demuestra ante toda autoridad pública alemana que la persona allí mencionada es nacional de Alemania. Este documento no implica "otorgar" la nacionalidad, sino que se trata de "confirmar" que la persona en cuestión ya poseía la nacionalidad alemana. Con este documento se puede luego solicitar la emisión de un pasaporte alemán.
 
Para tener posibilidades de éxito en el tramite, deberá demostrarse, entre otras cuestiones, que en la línea ascendente (es decir, padres, abuelos, bisabuelos, etc) se encuentra una persona que tenga la nacionalidad alemana. Encontrada esta persona, debe "descenderse" en la línea de parentesco y demostrarse que estos parientes también adquirieron la nacionalidad alemana y que -además- esta no se ha perdido.
 
La nacionalidad alemana se transmite por sangre (principio "ius sanguinii"). Pero en la historia legislativa alemana no siempre se transmitía la nacionalidad por la simple cuestión de que uno de los 2 progenitores fueran de nacionalidad alemana, sino que en determinados momentos se distinguía entre hijos matrimoniales y extramatrimoniales. Para los primeros usualmente era suficiente que uno de los dos progenitores tuviera la nacionalidad alemana, para los segundos, sin embargo, usualmente solo se transmitía la nacionalidad por parte de la madre.
 
Demostrada la "cadena" de ascendientes alemanes, debe también demostrarse que ninguno de ellos han perdido la misma. Esto puede ocurrir, cuando este antepasado adquiere la nacionalidad de otro país en forma voluntaria. Tambien, y hasta el anio 1914 podía perderse la nacionalidad cuando la persona no se registraba en el consulado alemán en caso de residir en el extranjero.
 
En los países latinoamericanos es también usual tener derecho a nacionalizarse, cuando alguno de los antepasados no tiene la nacionalidad alemana, por habérsele quitado la misma por el réginen nacionalsocialista. En estos casos puede solicitarse la nacionalización bajo algunos requisitos. 
 

Mi despacho puede ayudarle a tramitar vuestra nacionalidad, a requerir las correspondientes partidas y a apelar una eventual denegación de la nacionalidad por parte de la administración alemana. En concreto ofrecemos los siguientes servicios:

-Análisis de sus posibilidades de obtener la ciudadanía alemana: antes de iniciar el procedimiento de la nacionalidad analizamos la documentación con la que cuenta, así como su árbol genealógico, tomando en cuenta la ley alemana y las decisiones de los Tribunales competentes. 

-Preparación del trámite: una vez establecido que la solicitud de la ciudadanía alemana tiene posibilidades de ser otorgada, le ayudamos a reunir la documentación correspondiente (por ejemplo partidas) así como resolver todas sus dudas.

-Inicio del trámite: una vez otorgada por Ud. la carta poder correspondiente (que nos habilita a actuar en su nombre), confeccionamos el pedido de la nacionalidad y lo presentamos ante la autoridad alemana que corresponde.

-Seguimiento del trámite: hasta el momento de la resolución del trámite nos ocupamos de seguir el caso y de responder a los requerimientos de la oficina de nacionalización.

-Final de trámite: otorgada la nacionalidad recibimos en su nombre la carta de ciudadanía y lo ayudamos a que solicite el pasaporte correspondiente.

-Recursos legales: para el caso de que el pedido de nacionalidad sea rechazado, analizamos las posibilidades de una apelación y la llevamos a cabo, tanto ante sede administrativa como judicial.

Por supuesto todos los documentos y la comunicación con nosotros se realiza en idioma español. Antes de iniciar cualquier trámite le brindamos un presupuesto por los servicios legales del despacho.


Si gusta informarse sobre estos servicios, por favor utilice el formulario que encuentra a continuación. Lo podemos asesorar sin importar en que lugar del mundo resida Ud.